Propòsito General de Esta Pàgina Blog

1. Cubrir Necesidades Espirituales y Dar Orientaciones Generales de Temas de Actualidad con una Cosmovisiòn Bìblica a Mujeres de Todas las Edades y de Todos los Tiempos

2. Ofrecer Orientaciones Generales en el Area Pedagògica y Educativa

3. Compartir Testimonios y Experiencias Vividas que Sirvan de Aliento a Otros y Còmo salir Adelante por Fè y con Fe

4. Fomentar y motivar en el profundo amor por el estudio de La Palabra de Dios (La Biblia), y la obediencia a ella, como unico Libro-Manual para todas las areas de la vida y para todos los tiempos

Nota Importante: Los mensajes que publicamos tienen Derechos de Autor ya registrados y reconocidos, no deben utilizarse para fines de reproducción o venta sin previo permiso por respeto a la autora. Pero si lo pueden utilizar en grupos de apoyo de mujeres haciendo mención de la autora.



Puedes acceder a todos los temas publicados, los cuales estánpor fecha.

Llamo a todas las mujeres de todas las edades y de todos los tiempos a vivir con humildad en el Espíritu, en su Trabajo, en el Ministerio, en su Familia, en su Matrimonio, en sus Relaciones, con sus Amistades, en las Finanzas, en sus Hogares. A andar en la VERDAD.


Porque lo que es imposible para los hombres es posible para Dios Lucas 18:27


Viviendo por Principios y Fe @evelyncalcano

QUEREMOS SOLICITAR DE TI TUS ORACIONES PARA SEGUIR LA VOLUNTAD DE DIOS Y SEGUIR SIRVIENDO A NUESTRO DIOS Y EDIFICANDO VIDAS.
Evelyn Calcaño Cepeda
Al final de cada año me tomo unos días para revisar las metas, objetivos y propósitos  que he podido lograr, las oraciones contestadas  y aquellas ideas, objetivos y propósitos que logré alcanzar y las que no logré alcanzar. Tengo muchos años haciendo esto y he podido  ver los beneficios de hacer esto para mi vida personal.

En esta oportunidad, quiero compartir contigo algunas ideas que pueden ayudarte en el registro de oraciones, peticiones diarias, donde puedes también tener tus metas, objetivos, propósitos para alcanzar este nuevo año 2018.

Esta práctica, según he estado investigando se llevó a cabo en el Siglo 18, la cual la usaban las personas nobles y de formación educadas y académicas de esa época. Eso se llevó a cabo en la época del Rey Eduardo en Inglaterra. (No tienes que ser una mujer de una familia noble para venir al Señor y organizarte para estar en la presencia de Dios, vengamos con humildad de corazón y con sinceridad y El nos bendecirá).

Los Eduardianos fueron los primeros en llevar esta práctica. Yo lo hacía sin saber sobre esta parte de la historia, y al saber sobre esto me emocioné y me animé mas a seguir llevando mis notas de predicas, estudios, mis listas de oraciones, mis metas, objetivos y propósitos para cada año y para cada día.

Me he motivado a compartirlo contigo mi querida lectora. He aquí algunas recomendaciones:

-Debes tener una mascota y agenda donde llevar y escribir por día tus peticiones (orando por la familia, la iglesia, tu trabajo, tus jefes, tus relaciones, el ministerio, tus metas, tus objetivos, tus propósitos y tus necesidades)

-Debes tener un día para cada área (revisar la lista, orar y tomar acciones para llevarlas a cabo)

-Tener un lugar especial y apartado para meditar en cada una de las áreas y esferas y revisar como las has ido logrando y donde orar cada día.

-Tener tu Biblia a mano para también tener tu plan diario de lectura con tu Mascota o Libreta de Notas para sacar las promesas y enseñanzas principales aplicables a tu vida. Tiempo a solas con Dios.

-Tener un tiempo para ti misma, para reflexionar y enriquecerte en La palabra y con alguna meditación o testimonio de otra persona de bendición. Puedes leer una Biografía.

-Recordar tener un tiempo de acciones de gracias cada día. En este tiempo puedes dar gracias por todas las cosas que Dios te ha concedido según tu lista y dar gracias por las bendiciones que tienes. Estando contenta con lo que Dios te ha dado. 

-Si te es posible tener un equipo de apoyo, de amigas confiables, temerosas de Dios que juntas puedan trabajar y orar para sostenerse.

Tener tu diario de meditaciones, oraciones, peticiones, metas, objetivos, propósitos y de auto-evaluación te ayudarán a tener una mejor estructura en lo personal, orden en tu vida personal, espiritual, emocional y en tus relaciones también.

Es un honor y privilegio para mí compartir lo que Dios me ha dado y me ha permitido vivir. Es un honor y privilegio compartir el evangelio y es un honor y privilegio saber que puedo bendecir tu vida con mis notas y devocionales, esa es mi oración y anhelo.

Que la paz y el amor de Dios llenen tu vida, que Dios nos ayude a organizarnos, a servir más y mejor a los demás, a tener un tiempo especial cada día, que proclamemos de alguna manera el evangelio, que seamos mujeres de Principios y Fe. Que vivamos para la Gloria de Dios.

Confiemos en sus promesas y demos gracias en todo.

Te animo y te reto a tener tu Diario Commonplace Journal/Tu Diario Especial cada día para todo el año y tener tu lugar y hora especial para ti y el Señor.

Isaías 60:1 Levántate, resplandece; porque ha venido tu luz, y la gloria de Jehová ha nacido sobre ti.

Fielmente en Cristo Jesús,

A tus pies para servirte,


Evelyn Calcaño Cepeda



Evelyn Calcaño Cepeda

Introducción

Este tema, ya lo he publicado anteriormente, pero quise enriquecer y agregar algunos principios y citas Bíblicas este breve estudio. También me gustaría llevarlos a reflexionar sobre este año que finaliza y cómo hemos manejado nuestras relaciones y cuáles Principios y Valores han permeado en nuestro caminar en este año 2017.

Mi principal propósito es animarles a reflexionar, tomar las mejores decisiones, llevarlos a Cristo y a la Palabra de Dios  y que juntas oremos para que Dios haga de nosotras mujeres de misericordia y verdad, clementes, ayudadoras, colaboradoras y que nos fortalezcamos en el Señor cada día y sea también de bendición en nuestras relaciones.

Desarrollo del tema

Hoy día estamos siendo bombardeados por enseñanzas sicológicas y siquiátricas, y las famosas terapias de coaching sobre las relaciones toxicas, a dejar de un lado todas aquellas relaciones toxicas, familiares, grupos, trabajos en las que nos sentimos cargados o que nos afectan directamente. De lo cual no comparto en su totalidad porque van en contra de los principios y valores, de acuerdo a la Palabra de Dios; principios y valores que dan permanencia, consistencia, tolerancia, amor, perdón, el sobrellevar los fuertes a los débiles, en mantenernos ayudando a otros y a no centrarnos en nosotros mismos siendo egoístas. Y quiero resaltar que comparto criterios, enseñanzas y principios de muchos Sicólogos y Siquiatras que son usados para ayudar clínicamente y de manera emocional a muchas personas, aun a aquellas que solo necesitan alguna orientación para ver la luz en el camino. Y en este punto quiero señalar la importancia de Dios y la Palabra de Dios que son vitales en nuestro proceder. Cuando permitimos que Dios obre en nuestras vidas, El se encarga de ayudarnos a manifestar con Su Gracia y Amor lo mejor de nosotros y de El hacia los demás.

Es muy fácil querer a los que nos quieren, estar con personas atractivas, productivas, que aparentemente no tienen problemas ni conflictos, no necesitan nada, que económicamente y cuentan con muy buena reputación. Todo eso es muy fácil y suena lindo. Pero que es lo que está sucediendo con la falta de amor y tolerancia, la falta de perdón y el que ayudemos a los más débiles. Nosotros estamos llamados a promover la unidad, la unidad en nuestras familias, en nuestras relaciones, en nuestro trabajo, en la iglesia, en nuestra comunidad, en nuestros grupos de oración y estudio, en todos nuestros espacios donde nos movemos y nos desarrollamos. No estamos llamados al individualismo, estamos llamados a desarrollar relaciones afectivas saludables y esto se logra con la tolerancia, el amor, el perdón, la paciencia y sobre todo la disposición.

Veamos en la Palabra de Dios, La Biblia, cómo debemos soportar a los difíciles y orar por ellos y servirles.

Efesios 4:32, 5:21
4:31 Quítense de vosotros toda amargura, enojo, ira, gritería y maledicencia, y toda malicia.
4:32 Antes sed benignos unos con otros, misericordiosos, perdonándoos unos a otros, como Dios también os perdonó a vosotros en Cristo.
5:20 dando siempre gracias por todo al Dios y Padre, en el nombre de nuestro Señor Jesucristo. 
5:21 Someteos unos a otros en el temor de Dios. 

Filipenses 2:3-4
2:3 Nada hagáis por contienda o por vanagloria; antes bien con humildad, estimando cada uno a los demás como superiores a él mismo; 
2:4 no mirando cada uno por lo suyo propio, sino cada cual también por lo de los otros. 

Filipenses 2:13-14
2:13 porque Dios es el que en vosotros produce así el querer como el hacer, por su buena voluntad.
2:14 Haced todo sin murmuraciones y contiendas, 

Sí, es importante que tengamos un equipo de apoyo atractivo, inteligente, de buena educación, de buena formación, que teman a Dios, que tenga una vida ordenada, que tengamos un grupo pequeño de confianza para relacionarnos y alimentarnos emocionalmente, espiritualmente y socialmente, pero no aislarnos de nuestros seres queridos y de personas que necesitan de nosotros, aunque sean difíciles de sobrellevar, o no sean ricos económicamente, no tengan lo que nosotros tenemos, y no cuenten con relaciones que nos interesen. En este sentido podemos tomar todas las precauciones y Sí ayudar, aportar, promover la unidad, ya que estamos llamadas a amar, a sobrellevar, a no pensar solamente en nosotras mismas, en nuestras propias necesidades, sino que debemos sacar tiempo para pensar en las necesidades de los demás.

En todo proceso de nuestra vida, podemos darnos tiempo, usar los límites, tomarnos unos días a solas y de quietud, pero no deben ser prolongados, podemos darle tiempo a los demás y aprovechar y reflexionar, pero debemos pensar que las personas más difíciles para nosotros, también necesitan afecto, comprensión, un poco de tiempo, cuidado, atención y mucha oración por parte de nosotras.

Tengamos cuidado de tomarnos muy en serio la corriente actual de las relaciones toxicas, y buscar para nosotros lo mejor, porque nos podemos convertir en personas egoístas. Y espero que no malentiendan, traten de pensar en ustedes un momento, en sus fortalezas, en sus debilidades, en cómo han logrado lo que han obtenido y lo maravilloso de sentir un apoyo, comprensión acompañado de silencio, oración y perdón. Este es un tema amplio para desarrollar varios estudios y mensajes, pero en esta ocasión quiero ofrecerles esta parte importante en el día de hoy.

La verdad, es que mi oración es que todos podamos entender que nos necesitamos, Dios nos hizo en comunidad, en familia, para ayudarnos, apoyarnos, sostenernos, bendecir, colaborar, servir.

En uno de mis tiempos devocionales me encantó estudiar y ver como Dios me ayudó a entender algo que me había dispuesto a trabajar en este tiempo. Fortalecerme en el Señor, seguir creciendo espiritualmente, centrarme en obedecer la Palabra de Dios, lograr y trabajar en lograr y fortalecer la hermandad en mi familia, en la iglesia y en mis relaciones, y servir a otros. Nuestro ABC en la vida debe estar acompañado de esos cinco valores y principios.

Al llegar a cada grupo y ser parte de él, debo preguntarme, voy a crecer aquí, puedo aportar y servir, no me llevará a hacer algo en contra de la Palabra de Dios, voy y puedo lograr hermandad. Si estos criterios son positivos y los puedo lograr, entonces puedo permanecer y seguir adelante, recordando que debo procurar la unidad y no la división.

Dios nos ayude a estar enfocadas en los principios y valores que no cambian a través de los años, la época, la modernidad ni por la maldad que cada día se acrecienta.

Conclusión

Reflexionemos y dispongamos nuestro corazón. Pidamos sabiduría a Dios constantemente para seguir la senda correcta. Dios nos bendiga y nos ayude a sembrar, a dejar un buen legado de amor, perdón, unidad, reconciliación, tolerancia, paciencia, paz. Si, mucha paz.




Evelyn Calcaño Cepeda
Evelyn Calcaño Cepeda

Las ancianas asimismo sean reverentes en su porte; no calumniadoras, no esclavas del vino, maestras del bien; que enseñen a las mujeres jóvenes a amar a sus maridos y a sus hijos, a ser prudentes, castas, cuidadosas de su casa, buenas, sujetas a sus maridos, para que la palabra de Dios no sea blasfemada.” Tito 2:3-5

Quiero iniciar este mensaje con varias preguntas:
¿Qué significa maestra?
Maestro se llama a la persona que brinda enseñanza, a la que enseña. Es una palabra de origen latino que deriva de magister o magis que significa “más”. También se utiliza el vocablo en referencia a una producción o una obra maestra que se caracteriza por sus virtudes. 

Maestro es la persona habilitada con los conocimientos y capacidad necesaria para impartir enseñanzas.
Pero también nos referimos con el término maestro, a quienes además de transmitir conocimientos técnicos, tienen un comportamiento ejemplar y un modo de vida conforme a la ética, tanto en lo humano como en lo profesional.

¿Qué significa la palabra “bien”, bondad, bueno?

Bondad es tener inclinación a hacer el bien, es tener un comportamiento virtuoso.

La bondad del ser humano es creer y tener bondad es actuar en obediencia 
Significado de bondad desde el punto de vista Bíblico:

Bondad es la cualidad de bueno. ... El término bondadoso es un adjetivo que se utiliza para indicar a una persona llena de bondad, de genio apacible, la persona bondadosa se caracteriza por ser una persona que realiza el bien y promover todo lo bueno para las personas que se encuentran a su alrededor.

Una persona buena, es una persona que tiene bondad, desde el punto de vista moral.
Leer Tito 2:5
¿A quiénes debemos enseñar?
A las más jóvenes, a los niños, a otras mujeres de la misma generación, a las hijas y los hijos (en el caso de tenerlas y tenerlos). Si eres soltera, pero madura espiritualmente y formada profesionalmente, puedes enseñar a otras mujeres de diferentes edades y generaciones.
¿Cuáles son aquellas características de una maestra del bien?
  • ·         Prudentes
  • ·         Castas
  • ·         Organizadas
  • ·         Maestras del bien – con buen testimonio
  • ·         Serviciales
  • ·         Trabajadoras y esforzadas
  • ·         No calumniadoras ni chismosas
  • ·         Manifestar nobleza y bondad
  • ·         Enseñar a otras sin reservas sino de buena voluntad
  • ·         Otras
Aspectos importantes que debemos tener en cuenta al enseñar:

Sobre todas las cosas, tener disposición, ser humildes, enseñar sin reservas, sin envidias ni contiendas, no buscando nuestra propia gloria.
Debemos estar en constante oración y llenándonos de la Palabra de Dios.

Introducción:
La misión que tenemos las mujeres en este mundo, es forjar y educar al hombre. Tomando como significado la palabra “hombre”, no al género masculino, sino al hombre como género humano.
Creada fue la mujer por Dios; tomada y formada de la costilla de Adán; tan cerca de su corazón, que es por el hombre la más amada; representada en su madre, abuela, esposa o hija. Por haber sido formada del hombre, la mujer y el hombre estamos hechos para ser unidad, para complementarnos con sabiduría.
Según Martha Liliana Achury, Las manifestaciones de cariño, propios de la mujer, son una herramienta ideal en la formación de los lazos afectivos con cada uno de los miembros de la familia. Así logramos en un ambiente armonioso el positivo desarrollo físico, mental, sentimental, afectivo y espiritual de nuestra familia; enfocándonos en la principal necesidad de cada individuo. Es conveniente en este punto investigar el lenguaje de amor que se debe utilizar con cada persona.

Desarrollo del tema:
Como mujeres en el hogar, en nuestro espacio laboral y de preparación profesional, como mujeres en el ministerio debemos tener en cuenta lo siguiente:
Una maestra del bien es una mujer que edifica su casa con oración y obedeciendo la Palabra de Dios, lo cubre bajo oración y muestra de amor, orden, servicio y mucha planificación.
Los hombres construyen el mundo, organizan sociedades y establecen reglas; pero son las mujeres las que complementan a los hombres. Si el hombre es inteligencia y mente creadora, la mujer es intuición e inspiración; si el hombre es fuerza, la mujer es amor; la fuerza domina, el alma engrandece. En nuestras manos está encauzar esta fuerza, moldeándola con ternura, guiándola con amor para conseguir que desemboque en un hermoso fin, cual es la formación de valores y la realización del hombre y por consiguiente de nuestra casa, iglesia, comunidad y país.
Una Maestra del Bien es clemente como dice en Proverbios 31:8, 26, habla para ayudar y bendecir. Es una mujer de oración como mencionamos anteriormente, diligente y trabajo, pero de mucha oración.

Al continuar con nuestro desarrollo:
Veamos algunos puntos importantes que debemos tener en cuenta en cuanto a nuestra actitud al orar e interceder como Maestras de Bien.  
  1. Venga humildemente ante Dios - Venimos dándonos cuenta de nuestra profunda necesidad de Dios. Tenemos necesidades que nadie más puede satisfacer. Necesitamos la purificación de Dios por la Sangre de Cristo. Necesitamos el consejo, la guía y el consuelo del Espíritu Santo.
Necesitamos un corazón nuevo sin egoísmo que solamente Jesús puede crear en nosotras. Tenemos un hueco en nuestro corazón que sólo Dios puede llenar. Es un hueco con forma de Dios, así que vengamos humildemente al único que puede verdaderamente satisfacer nuestras necesidades más profundas.
  1. Sea persistente en oración - Manténgase siempre orando por su esposo, si es casada, por los padres si estamos en el hogar, por nuestros hermanos y familiares, por nuestros jefes en nuestro espacio laboral y por líderes en el ministerio. Efesios 6:18 dice que debemos orar siempre por los santos. Esta escritura está en el contexto de una batalla espiritual. Nuestra lucha en oración es contra fuerzas espirituales de maldad en los lugares celestiales. Hay una batalla invisible para nuestros ojos. Es el poder de la oscuridad que viene para robar y destruir. Necesitamos el poder sobrenatural de Dios para vencer. Ore para que su esposo sea protegido de la tentación. Ore por la relación de su esposo con Jesús. Ore para que sea cumplido el propósito de Dios en su vida. Ore para que él sea un buen padre y un buen líder espiritual en el hogar.
Oren por sus familiares, por sus jefes, por los líderes de la iglesia, que Dios obre en ellos y sean guardados del mal y que también puedan cumplir su rol, al cual Dios los ha llamado.
  1. Esté lista para ser la respuesta o una parte de la respuesta a oraciones de otros y al plan de Dios.
¿Está usted lista a actuar? Santiago 2:15 nos aconseja que la fe debe estar acompañada por la acción. “Supongamos que un hermano o una hermana no tienen con que vestirse y carecen del alimento diario, y uno de ustedes les dice: “Que les vaya bien; abríguense y coman hasta saciarse”, pero no les da lo necesario para el cuerpo. ¿De qué servirá eso?.Esté preparada para ser las manos, los pies y la voz de Cristo para su esposo, su familia y en el ministerio. Dios usará nuestra oración intercesora para animarnos a las acciones cristianas. Él puede muy bien usarnos a nosotras como parte de la respuesta a nuestra oración y ser la respuesta a las oraciones de otros.
¿Está usted lista para ser amorosa cuando su esposo no lo es? ¿Estudia usted la palabra de Dios para encontrar sabiduría? ¿Está usted lista para perdonar como ha sido perdonada?
            4.  Seamos mujeres que sirvamos a otros sin esperar nada a cambio y sin acepción de personas.
En muchas ocasiones queremos servir a quienes nos caen bien, a gentes que a nuestro parecer son atractivas y pueden beneficiarnos en algo, queremos servir en ministerios de renombre, pero si hacemos eso, no estamos cumpliendo con el mandamiento que registra La Palabra de que no hagamos acepción de personas. Debemos servir sin esperar, dar, bendecir, especialmente a los necesitados. A nuestro alrededor hay muchas personas que necesitan de nuestra ayuda, nuestra colaboración. Hay necesidades especiales en nuestra familia, en nuestro espacio laboral, en nuestra iglesia. Estemos pendientes de necesidades reales y genuinas  de otros  y estemos dispuestas a dar y servir. 
              5. Guardar nuestra lengua y ser discretas
Una de las cualidades que nos muestran las Sagradas Escrituras es la discreción dice Mateo que María guardaba todas las cosas en su corazón.
Nosotras debemos caracterizarnos por no ser escandalosas, ruidosas, ni calumniadoras. Debemos esforzarnos en saber guardar silencio.
Recuerda siempre: Una mujer sabia edifica su casa por medio de la oración y el servicio. Debemos estar enfocadas en Dios. Si Dios no edifica la casa, en vano trabajan los que la edifican.

La mujer madura espiritualmente debe bendecir a las más jóvenes.

 

Una mujer madura bendice a una mujer joven,
cuando le ayuda a comprender sus circunstancias, le sirve y aconseja sin temor y está dispuesta a sacar tiempo para ella.

Podemos ayudar a la más joven a interpretar sus vivencias, por más difíciles que sean, dentro de los parámetros de alabanza y adoración. De esa manera estaremos fomentando la continua celebración que debe ejemplificar la vida con Dios.
Hay muchas oportunidades para que cada mujer madura, pueda ser una «Maestra de Bien» en las vidas de las mujeres jóvenes. En Lucas 1.39-56 leemos del encuentro entre Elizabeth, una mujer mayor, y su pariente María, una mujer joven. María fue con toda confianza de prisa, donde la anciana, al saber que estaba embarazada siendo aún soltera. Podemos apreciar el recibimiento que le hace Elizabeth, no la juzga y le brinda el apoyo necesario en esos difíciles momentos para la  virgen y adolescente, que vivía en una cultura condenatoria y discriminatoria de la mujer.
Si como dice Tito en su carta las ancianas deben ser “Maestras del Bien” en relación a las mujeres jóvenes (Tit 2.3), es evidente que para las mujeres con madurez espiritual existen áreas de gran influencia que deben ser asumidas dentro de la iglesia y también en la sociedad. Pero si las mujeres maduras de nuestras congregaciones se están anulando frente a la tarea de «enseñar lo bueno» a las generaciones más jóvenes, hay un bloqueo sumamente serio en el fluir de bendición que Cristo desea para su Cuerpo.
El diccionario define la palabra «madurez» como: «El período en el que una persona alcanza la plenitud sin llegar aún a la vejez». A través de la historia de nuestra vida espiritual se acumulan errores, fracasos y dolores que nos han reprimido, pero igualmente las victorias y los avances que nos han edificado.
Hemos llegado a la plenitud de vida espiritual habiendo permitido que toda nuestra realidad haya sido procesada por el obrar de Dios en nuestras vidas. Maduramos espiritualmente cuando vivimos las experiencias cotidianas como seres espirituales, aprendiendo de Dios en especial a través de lo inesperado y lo traumático. El apóstol Pedro lo define en estas palabras: «El oro, aunque perecedero, se acrisola al fuego. Así también la fe de ustedes, que vale mucho más que el oro, al ser acrisolada por las pruebas demostrará que es digna de aprobación, gloria y honor cuando Jesucristo se revele» (1Pedro 1:7).
Conozco a muchísimas mujeres que han permitido que las pruebas y el sufrimiento en sus vidas sean transformados en oro. Considero que ellas son las mujeres que pueden servir de «Maestras del Bien» en nuestras congregaciones, en la familia (el hogar) en los espacios laborales. Su efectividad no depende para nada de las canas de su cabello, del sobrepeso, ni de las arrugas que se ven en sus caras. Tampoco depende de su intelectualidad, su estrato social u económico, ni del número de hijos que tenga. Su influencia radica en su madurez espiritual, algo que lograron a través de los años por haber permitido que Dios se glorificara en medio de todas sus vivencias, por más difíciles y dolorosas que fueran.
Podemos ayudar a la más joven a interpretar sus vivencias, por más difíciles que sean, dentro de los parámetros de alabanza y adoración. De esa manera estaremos fomentando la continua celebración que debe ejemplificar la vida con Dios.
Hay muchas oportunidades para que cada mujer madura, pueda ser una «Maestra del Bien» en las vidas de las mujeres jóvenes. En Lucas 1.39-56 leemos del encuentro entre Elizabeth, una mujer mayor, y su pariente María, una mujer joven. María fue con toda confianza de prisa, donde la anciana, al saber que estaba embarazada siendo aún soltera. Podemos apreciar el recibimiento que le hace Elizabeth, no la juzga, no actúa con egoísmo, y le brinda el apoyo necesario en esos difíciles momentos para la  virgen y adolescente, que vivía en una cultura condenatoria y discriminatoria de la mujer.

Una mujer madura actúa sin egoísmo, sin temor, actúa con amor, valor y respeto

Finalmente quiero compartir un breve comentario de: 
Jannice May
Banning, California

Durante nuestra conferencia de septiembre pasado, Anne Stapleton leyó un pasaje de La Biblia del Mensaje. Ese mensaje habló a mi alma. “¿Estás cansada? ¿Exhausta? ¿Cansada de la religión? Ven a mí. Ven conmigo y  recobrarás tu vida. Te mostraré como se toma un verdadero descanso. Camina conmigo y trabaja conmigo—mira cómo lo hago. Aprende los ritmos no forzados de la gracia. No te dejaré cargas pesadas o algo que te quede mal. Guarda tu compañía conmigo y aprenderás a vivir con ligereza y con libertad” (Mateo 11:28, traducido de La Biblia del Mensaje The Bible Message”)
Cuando las tormentas de la vida se abaten sobre nosotros y se dificulta el trabajo en la casa, en nuestro espacio laboral o en el  ministerio, o cuando surgen los problemas de salud, nuestro Escolta nos dice: “Ven a mí. Yo te conozco. Te quiero, yo te amo. Te sostendré, Te daré descanso.” Nuestro Escolta se asegurará de que nunca estemos solas. El siempre nos tratará con el más alto valor, respeto y honor.

Nuestra misión es “vivir y compartir el evangelio”, servir, orar.
Creeo en la unidad espiritual de todos los creyentes en nuestro Señor Jesucristo, creo que como mujeres debemos tener grupos de oración y estudio de la Palabra para sostenernos, para enseñar, para fortalecernos y para servir, apoyándonos mutuamente.

Las mujeres son prominentes en la historia de Jesús—nació de una mujer, tuvo numerosas interacciones con mujeres, usó a mujeres como buenos ejemplos en Su enseñanza, y fue visto primeramente por mujeres después de Su resurrección.Mujeres de Dios: Ana, María, María Magdalena, Ruth, Noemí, Esther, Rebeca, Elizabeth, Dorcas, Loida…otras.

Al finalizar quiero reconocer que algunas mujeres aportaron ideas para completar este mensaje, que espero fielmente sea de bendición a todas mis lectoras y que Dios obre en los corazones de todas las que se expongan a este mensaje, que lo puedan compartir con otras y que seamos motivadas a servir sin temor, sin envidia sin contención, que sirvamos y aconsejemos con amor usando la valiosa herramienta de la verdad de la Palabra de Dios.


Evelyn Calcaño Cepeda


Fuentes consultadas:

Biblia Reina Valera 1960
Evelyn Calcaño Cepeda
En esta entrega, me he animado a compartir con ustedes algunas recomendaciones de libros, que en otras ocasiones he publicado y me han ayudado a fortalecerme y enriquecerme tanto espiritualmente como profesionalmente.

Como saben, me he formado como consejera y educadora en el area de Gestión Educativa, y como Consultora Educativa y también como parte de todo proceso de desarrollo y preparación, debemos contar con herramientas que nos complementen.

En esta oportunidad les recomendaré la lectura de Biblia diariamente, un libro a la vez, de acuerdo a sus necesidades del momento y sus circunstancias. No dejen de tener este hábito diariamente (por ejemplo, pueden leer el libro de Filipenses, para tratar con el Gozo, Hebreos, luego Efecios, Gálatass, y asi sucesivamente, también pueden tomarse un tiempo para leer el libro de los Salmos y ver la fidelidad de Dios y de cómo David superó diferentes situaciones y cómo oraba, también el libro de Proverbios, etc....

A continuación los libros recomendados:

De mi Propia Autoría (Los cuales están publicados en Amazon.com) en la Página de Evelin Calcaño Cepeda

-Principios para manejar la Soledad - Cómo y en que Invertir?
-Libro en Audio de Capsulas Educativas Titulado Guía Práctica Educativa
-Cómo Organizar un Ministerio de Mujeres

Libros Recomendados de otros Autores Cristianos

-Afirme Sus Valores - Charles R. Swildoll
-Seamos Dedicados - Warren W. Wierbsbe
-Las Disciplinas de una Mujer Piadosa - Barbara Hughes
-Esther - Una Mujer de Fortaleza y Dignidad - Charles Swindoll
-En Pos de la Santidad - Jerry Bridges
-El Caráacter de la Mujer Virtuosa - Marilyn Jensen
-La Paz del Perdón - Charles Stanely
-El Perdón de John McArthur
-La Mujer Sujeta al Espíritu - Beverly La Haye

Tengo otras recomendaciones, que publicaré en otra próxima entrega. Lo más importante es que nos animemos a fortalecernos en la Palabra de Dios y que complementemos en nuestros devocionales y tiempos de lectura con materiales que sean de personas de testimonio probado y que edifiquen nuestras vidas.

En otro punto y tema. Como les he mencionado anteriormente y muchos saben, una de mis pasiones es la formación educativa, amo el enseñar y ver los diferentes procesos en los niveles educativos desde temprana edad hasta la formación universitaria. Quiero compartir con ustedes, en especial con los que enseñan en las Instituciones Educativas, algunos libros que pueden ser de su interés y pueden ser de apoyo a sus Prácticas Pedagógicas.


Estimulación Temprana 2do Año
Para Rutinas
Autor: Juan Ureña
Año 2015
(Esta es una serie que cuenta con 4 Tomos: 1er, 2do, 3er y 4to Año)

El Cerebro del Niño
Libro de Ejercicios (Para Rutinas)
Autora: Daniel J. Siegel
Año 2015

Las Niñas y los Niños, Características, Actitudes e Intereses
Estimulación Temprana de 0 a 6 Años
Desarrollo de Capacidades, Valoración
Y Programas de Intervención
Año 214

Educación Temprana
De 3 a 7 años
Autores: Mercedes Bravo y Luis Pons
Año 2014

Estimulación Temprana del Bebe
De 0 a 3 Años
Autora: Carmen Cabrer
Año 2015

Las Educadoras, Características, Actitudes y Valores
María, la Mejor Educadora de la Historia
Autor: Augusto Cury
Año 2014

Desarrollo Profesional de las Educadoras y los Educadores
Autor: Isabel Román Rodríguez
Año 2016

El Jugar en Educación Infantil y la Formación de Profesionales
¿Qué dicen las educadoras?
Autor: Publica
Año 2016


Orientación Vocacional y Profesional
Autores: Manuel Barrego Rivas
Julio Díaz Villega             
Año 2016
 
Esta publicación es en especial para recomendaciones literarias.

Muchas veces me he tomado algún tiempo sin publicar y es mi oración, poder publicar dos o tres veces a la semana, producir para seguir compartiendo experiencia y edificando sus vidas, como parte de mi legado y mi aporte al pueblo de Dios y a la sociedad. No dejen de interceder por mi vida y por esta página y los planes de Dios para mi vida.

Siempre oro por mis lectores y lectoras. Esta página fue creada para mujeres de diferentes edades, pero se que ha alcanzado a caballeros también. Mi enfoque es edificar las vidas de mujeres jóvenes, de mediana y tercera edad. Animarlas y a valorar nuestra condición, sabiendo que Dios es perfecto y no deja de obrar en nuestras vidas.

Oremos, edifiquémonos, edifiquemos a otros, compartamos el evangelio, procuremos la unidad, la hermandad, la confraternidad y veremos la Gloria de Dios.

Fraternalmente de todo corazón,
Estoy a los pies de Cristo y a los pies de ustedes para servirles siempre,



Evelyn Calcaño Cepeda



Evelyn Calcaño Cepeda
¡Estimadas y estimados lectores! ​
El mes de agosto es un tiempo ideal para reestructurarnos, bajar los niveles y regenerar nuestras energías. Ya hemos pasado el tiempo de vacaciones con los niños y jóvenes. Espero hayan aprovechado al máximo con sus hijos y también para avanzar en algunos proyectos y organizar sus mentes.
Es importante que, desde ya, ir acomodándonos de a poco a nuestra agenda, en especial si tienes chicos en la escuela o jóvenes universitarios. Ir organizando uniformes, materiales escolares, cuadernos, horarios, menú de alimentos e ir adaptando a tus hijos de nuevo a la rutina de acostarse más temprano, es una tarea obligatoria para estar bien organizados y propiciar el descanso adecuado para nosotros y para nuestros hijos.
Existen inmensidades de consejos y estrategias que podemos aplicar para mejorar nuestra productividad y aumentar nuestros resultados de manera inmediata, sin embargo, sino estamos organizados, con nuestra agenda, los horarios bien enfocados y tener los recursos y materiales de nuestros hijos en orden, no tendremos positivos resultados.

Se que muchos de ustedes mis lectores conocen de horarios, ajetreo de inicio de año educativo, pero les sigo animando a buscar buenas alternativas para alcanzar mayores beneficios, mayor orden, menos stress y que los hijos estén animados y contentos.

Al finalizar esta nota de motivación, debemos recordar:

-Quienes son los integrantes del equipo de gestión de la institución educativa
-Quienes son los maestros
-Horarios
-Menú de alimentos a utilizar durante este periodo escolar
-Opciones para la alimentación
-Útiles escolares
-Hora más recomendable para llegar temprano y dejar los hijos en el centro educativo para no tomar tapones y evitar congestionamiento
-Reuniones importantes concerniente a los estudios de los hijos
-Apoyo en cuanto a la parte académica
-Sus relaciones personales con los pares (otros estudiantes) y con el personal académico y administrativo
-Otras


Dios nos bendiga grandemente en nuestro camino educativo y en el apoyo que podemos brindar al desarrollo educativo de niños y jóvenes que están a nuestro cargo y responsabilidad.

Sabiduría, tolerancia, paciencia, muestra de amor y comprensión – estos valores y principios deben guiarnos y ayudarnos en esta labor.



Evelyn Calcaño Cepeda, M. Ed.


Evelyn Calcaño Cepeda
Hoy día estamos siendo bombardeados por enseñanzas sicológicas y siquiátricas, y las famosas terapias de coaching sobre las relaciones toxicas, a dejar de un lado todas aquellas relaciones toxicas, familiares, grupos, trabajos en las que nos sentimos cargados o que nos afectan directamente. De lo cual no comparto en su totalidad porque van en contra de los principios y valores que dan permanencia, consistencia, tolerancia, amor, perdón, el sobrellevar los fuertes a los débiles, en mantenernos ayudando a otros y a no centrarnos en nosotros mismos siendo egoístas. Y quiero resaltar que comparto criterios, enseñanzas y principios de muchos Sicólogos y Siquiatras que son usados para ayudar clínicamente y de manera emocional a muchas personas, aun a aquellas que solo necesitan alguna orientación para ver la luz en el camino. Y en este punto quiero señalar la importancia de Dios y la Palabra de Dios que son vitales en nuestro proceder. Cuando permitimos que Dios obre en nuestras vidas, El se encarga de ayudarnos a manifestar con Su Gracia y Amor lo mejor de nosotros y de El hacia los demás.

Es muy fácil querer a los que nos quieren, estar con personas atractivas, productivas, que aparentemente no tienen problemas ni conflictos, no necesitan nada, que aparentemente no son personas exitosas y tienen su vida resuelta. Todo eso es muy fácil y suena lindo. Pero que es lo que está sucediendo con la falta de amor y tolerancia, la falta de perdón y el que ayudemos a los más débiles. Nosotros estamos llamados a promover la unidad, la unidad en nuestras familias, en nuestras relaciones, en nuestro trabajo, en la iglesia, en nuestra comunidad, en nuestros grupos de oración y estudio, en todos nuestros espacios donde nos movemos y nos desarrollamos. No estamos llamados al individualismo, estamos llamados a desarrollar relaciones afectivas saludables y esto se logra con la tolerancia, el amor, el perdón, la paciencia y sobre todo la disposición.

Sí, es importante que tengamos un equipo de apoyo, que tengamos un grupo pequeño de confianza para relacionarnos y alimentarnos emocionalmente, espiritualmente y socialmente, pero no aislarnos de nuestros seres queridos y de personas que necesitan de nosotros. En este sentido podemos tomar todas las precauciones y Sí ayudar, aportar, promover la unidad, estamos llamados a amar, a sobrellevar, a no pensar solamente en nosotros mismos, en nuestras propias necesidades, debemos pensar en las necesidades de los demás.

En todo proceso de nuestra vida, podemos darnos tiempo, usar los límites, tomarnos unos días a solas y de quietud, pero no deben ser prolongados, podemos darle tiempo a los demás y aprovechar y reflexionar, pero debemos pensar que las personas más difíciles para nosotros, también necesitan afecto, comprensión, un poco de tiempo, cuidado, atención.

Tengamos cuidado de tomarnos muy en serio la corriente actual de las relaciones toxicas, y buscar para nosotros lo mejor, porque nos podemos convertir en personas egoístas. Y espero que no malentiendan, traten de pensar en ustedes un momento, en sus fortalezas, en sus debilidades, en cómo han logrado lo que han obtenido y lo maravilloso de sentir un apoyo, comprensión acompañado de silencio y perdón. Este es un tema amplio para desarrollar varios artículos.

La verdad, es que mi oración es que todos podamos entender que nos necesitamos, Dios nos hizo en comunidad, en familia, para ayudarnos, apoyarnos, sostenernos, bendecir, colaborar, servir.

En uno de mis tiempos devocionales me encantó estudiar y ver como Dios me ayudó a entender algo que me había dispuesto a trabajar en este tiempo. Fortalecerme en el Señor, seguir creciendo espiritualmente, centrarme en obedecer la Palabra de Dios, lograr y trabajar en lograr y fortalecer la hermandad en mi familia y en la iglesia y en mis relaciones, y servir a otros. Nuestro ABC en la vida debe estar acompañado de esos cinco valores y principios.

Al llegar a cada grupo y ser parte de el, debo preguntarme, voy a crecer aquí, puedo aportar y servir, no me llevará a hacer algo en contra de la Palabra de Dios, voy y puedo lograr hermandad. Si estos criterios son positivos y los puedo lograr, entonces puedo permanecer y seguir adelante, recordando que debo procurar la unidad y no la división.

Dios nos ayude a estar enfocados en los principios y valores que no cambian a través de los años, las épocas, la modernidad ni por la maldad que cada día se acrecienta.

Reflexionemos y dispongamos nuestro corazón. Pidamos sabiduría a Dios constantemente para seguir la senda correcta. Dios nos bendiga y nos ayude a sembrar, a dejar un buen legado de amor, perdón, unidad, reconciliación, tolerancia, paciencia, paz. Si, mucha paz. de trabajo, esfuerzo, productividad y temor a Dios. Que mantengamos el respeto, respeto por la vida, respeto a la individualidad, respeto a la identidad de los demás. 

Dios les bendiga ricamente y gracias a todos mis lectores.  




Evelyn Calcaño Cepeda, M. Ed.